EFECTO DE ARRASTRE:

Posted on 17:09 by Tres Libras | 0 comentarios

“Transitando un paraíso de amor,
o un infierno de locura.”


Rindiendo la cabeza sobre su manso pecho, montado al sube y baja de su palpitar, el ‘toc-toc’ en solfeo perfecto, ritmo, forma y espacios. Vencido en sus sueños sin culpas me voy, inocentes anhelos, ahí voy; sin pasado, futuro, ni presente, ni olvido, me llevo. Por debajo de lo creado, apoyo mi inercia en su infinito pelaje; entrego mis armas a la tibieza de los hijos de la memoria que habitan en él, y los genes que el transitar de los cambios jamás les pudieron mutilar. Una firma y un partir; un extraño alejándose en la niebla –me transformo- no hay alarmas en la lluvia de esos párpados –metamorfosis en aquellos ojos-, ni silencio más divino que las nubes de su instinto inmutable. Soy solo cabeza ante su cuerpo todo de acuerdo, soy solo nervio bajo ese precioso reparo del siempre estará. En la misma dirección me quiere arrastrar, me dejo arrastrar, se deja que me arrastre; comienza un día y jamás se apaga hasta el día; comienza sin pensar en frenar. El pasajero que no tiene valijas, sube al tren del no me importa quien soy; se quiebra el sístole, se quiebra el diástole, se arrodilla por no poder copiar las postas tan fijas de su partenaire, y late por dos el partenaire comiéndose al otro corazón. Soy un animal perfecto las horas bajo su cielo bombeando en mi lugar; piernas, brazos, embrujos, cero miedo: Una revolución increíble que nadie jamás podrá descubrir, con miles de ciclos, con miles de manos, con miles de alzados, que nadie-nadie-nadie jamás;... soy su único testigo, soy el silencio de su silencio; quiero. Por mí, respira, respira por ambos para el nunca, respira una vez más y cada vez parece la última por su entrega. Respira mientras me ausento. Respira por mí. Respira,...

Leo.



0 comentarios: