Que no escuches

Posted on 16:25 by Tres Libras | 0 comentarios

Todo en Silencio. Silencio. TODO. Silencio. Silencio en la eternidad de ya no esperar NADA, silencio ante la imposibilidad de llorar los ciclos irremediables. Irremediable silencio donde nada es mío, donde no puedo cambiar. Es tarde ya en la eternidad, en la falacia de la misma frase, tarde en lo eterno donde no hay tiempos, en lo eterno donde por extenso se podría mutar hacia mil formas y obtener infinito. Infinito mío, es TARDE en el eterno silencio. Me dejó, algo me dejó tarde. Me dejó. Me dejó sus reflejos. Me dejó. Me dejó sordo y sin lágrimas. Niños hambrientos en mi ventana. Dejó.

Silencio. Dejó.

...Y no hay muerte más parca que el abandono. Abandono es la muerte de un Dios. -3libras-




0 comentarios: