GRACIAS

Posted on 6:35 by Tres Libras | 0 comentarios

La viga, la soga, y el hombre abismo. Una silla debajo de los pies de fuego, y el universo expandiéndose más rápido de lo que un nudo se funde a una garganta. Los pilares caen; la esperanza, las ganas, él; todo en avance continuo e inapelable.

Diminutas manos sostienen sus piernas, se dispara un llanto impotente:
El pequeño no quiere dejar de soñar.

Qué de las almas caritativas, dónde la lectura comprensiva y los brazos dispuestos, cuáles labios besaran esos ojos. Cada respuesta a cada pregunta fue ocupada ya: "NADA".

La viga, la soga, el hombre abismo, los pies de fuego, la infancia; y espaldas para su lejana lucha ajena.


Punto FINAL. -3libras-



0 comentarios: