Barcos de Papel.

Posted on 21:34 by Tres Libras | 0 comentarios

...a "Nenun".



Extraño la inocencia del alfajor y el papelito' rezando "te quiero"; extraño la inocencia de extrañar más la compañía que las piernas, de las charlas eternas de nada, la acción en las palabras sin nada más que el sonido para que sea acción; extraño inocentemente estar sentado, confiado, inocente, sabiendo que si y sin pensar por un solo momento en el:
-"y qué si..."-.

Extraño, si, inocentemente, y creo que es lo único inocente que me queda, me extraño inocente como esperando un regalo...esperar un regalo...extraño esperar un regalo sabiendo que si; antes, extraño ser inocente, extraño el antes y eso me hace menos inocente, inocente es no contemplar el detrás, detrás se ven las manos que manejan los títeres, detrás se ven los hilos y el hueco de las galeras; ver detrás es ver morir la inocencia... Extraño ser inocente y eso me hace aún menos inocente, un error más que inocente.

Extraño la palabra "TE", acá todo es "ME", nada de "NOS" y todo muy "YO" ¡Cuanto extraño! No se soporta muy fácilmente este extrañar los aullidos y a la luna contestándolos, pensar en que la luna contesta el socorro. Los astros tangibles. Extraño ¡Cuanto extraño! ...pensar en "TE"... y eso es una inocente agonía, porque no se puede ir en contra de la corriente, y caminando por las calles del "YO", viviendo en el mundo del "ME", sería muy tonto pelear por un "NOS". Lo intenté. Perdí ilusamente. Perdí un poco más de inocencia en esa guerra.

¿Cómo era ser inocente?... Se me borra como se me borra tu cara. Que agonía. Cómo era poder estar ciego sin consecuencias, poder caminar sin causales y hacer barcos de papel bajo la lluvia, perseguirlos sobre el cordón hasta la boca de tormenta, estar fuera de la boca de la tormenta, no pensar en verlos caer ¿Cómo era? Se me borra como la ciencia en tu simple tacto. Que agonía perder la inocencia. Extraño y no le veo nada de malo al caer por la boca de tormenta si al menos disfrute de la lluvia y el barco hijo de mis dedos ¿Cómo era ser inocente? Se desvanece como la bella costumbre de besar a un costado de los labios, cerca de los labios. Se desvanece como tus labios, como el "capitulo 7" también se desvanece.

Extraño... Hay consciencia de la muerte. Están los que la sienten más. Me gusta escucharla cantar; una lágrima porque ese es el canto menos inocente que existe, el canto que apura el dejarse quedar; ya nunca más te dejaré ir, solo me ha quedado tu canto zumbando, tu canto que me hace sentir la muerte, nuestra muerte, yo y mi inocencia sonando como la muerte en tu vibrar. Ya nunca más te dejaré ir como dejé ir mi inocencia, todavía estoy ahí escuchándote... No hay nadie acá. ¿Cómo será ser inocente? Ciego e inocente abrazado a tu inocencia ¿Cómo era? Se escapa como se escapa tu caminar apurado y el frío de tus manos tironeando en velocidad camino a perdernos. Todavía estoy ahí, marchando confiado a perder-NOS, siguiendo tus pasos con la luz apagada. No hay nadie acá; nadie quiere prender la LUZ. Nos perdemos.

Extraño la inocencia como extraño ese alfajor y al simple papel. Pero nunca más seremos inocentes y no sé por qué extraño tanto. Un cordero exiliado añorando la lanza. Extraño, busco la lanza, floto hacia la boca de tormenta en el planeta del "YO". Lobos y Corderos cambiando de roles por el cordón de la vereda de los "ME", olvidándose de contemplar el barco de papel que va directo y sumiso como el agua hacia el abismo que lo espera al llegar a la esquina. Amigos de la corriente y no de la lluvia. ¿Cómo hubiera sido? Se espanta, muta, recorre mi pecho hasta mi cabeza; desaparece como lo sublime del tan solo saberte llegar en cualquier momento, sabiendo que si...como un regalo...igual que un regalo. Un caramelo era el UNIVERSO cuando éramos inocentes. INOCENCIA...Se disuelve como ese caramelo.

Me pierdo por vos...
Me pierdo, Inocencia.


Y tengo más miedo a tener miedo que al miedo mismo.
EXTRAÑO... Para NADA inocente. -3libras-

0 comentarios: