El tiempo vuela

Posted on 12:18 by Tres Libras | 0 comentarios

Ella me dijo:
“-Si no te vas a reír,
al menos sonreí...
porque el tiempo vuela-“
[Porcupine Tree - 'Time Flies']




Como se vuela todo, que simple, que fácil que se vuela todo. Como para comenzar de nuevo, o como para morir en el silencio mientras el viento se lleva esa hoja que nos definía en parte y en parte no; ver como se vuelan algunas partes.

Temor de altura de edificios y melancolía de estación de tren, suspiros en largas filas de bancos y bocinazos y jardines y mamás con nenes de la mano, todo por despegar, todo en el pecho, todo a la vez. Que fácil... me senté una plaza pero ya no me acuerdo que día fue que se fue, me acuerdo el lugar, voy sin tiempo, puede haber sido ayer, desde acá puede haber sido nunca. Ahora estoy en un colectivo escuchando música y en una cama y camino con alguien de la mano y lloro mientras voy solo y me río de un chiste de un amigo mientras tomo un vaso de cerveza mientras alguien me espera en casa, mientras nadie me espera en casa y nadie contó ningún chiste y solo tomo agua. Va muy rápido como para acomodar las imágenes en el proyector. Como se vuela todo... vomito en el inodoro y en estas páginas y alguien me sostiene la cabeza y alguien me empuja en el patio del colegio hacia un montón de gomas y vomito en la madrugada y por la ventana veo la luna y solo está la luna a medio terminar entre unas nubes rosas, alguien me dice "todo va a estar bien" y me abraza, alguien me dice que “ya nada está bien” y da media vuelta y "nunca más" y alguien me regala un libro porque es el libro que siempre quise y alguien se lleva el mismo libro el día que nunca quise que se fuera. Esos ojos no son tuyos, te los presté pero tampoco eran míos, ya no sé de quien son estos ojos, ya no sé ni quiero saber ni ver.

Mientras asesino otro cigarrillo en el cenicero, un millón de promesas de amor se hacen por segundo y por cada uno de esos segundos alguien está apunto de clavar un cuchillo sin pensar en las consecuencias venideras y por cada uno de cada uno de esos segundos se hacen más promesas y se clavan más cuchillos, alguien derrama una lágrima por los viejos tiempos y algún viejo derrama su ultimo suspiro pensando en que tal vez se tendría que haber dado otra oportunidad aquel día; oportunidades perdidas por no darles la oportunidad... Que simple, apenas alcanzo a sentir el perfume y ya es otro perfume al amanecer, y estoy robando remedios a abuelitos de sus cajones llenos de pañuelos de tela y de papeles y de crucifijos y de cintas rojas para la envidia y sonrío mientras un dejo de sangre me cae por los oídos que es de los gritos de las voces que me dicen que esta vida ya no es vida mientras todo se va volando... A vos te veo sonreír también ¿Qué te gritan las voces? ¿Ya hiciste una nueva promesa? ¿Ya estás por clavar otro cuchillo? Como yo, como ellos, como todos, es lo que solemos hacer, sin alarmas que así funciona el juego y así lo permite el mazo y así son las cartas más o menos, tranquila que todos vamos flotando entre cuchillos y abrazos según el clima y los choques, pero no tanto porque los caminos se terminan por terminar, vida mía, puede ser un cuchillo o un abrazo, roguemos que nos mate el cuchillo de ser un cuchillo, todo pende de un hilo y la "bondad" del que lo clave. Como se vuela todo, que simple, que fácil que se vuela todo... una presencia puede cambiar una jornada que es lo que hace diferente a esta jornada de otras jornadas, que no hay ninguna presencia y es elecciones como las elecciones de ese pobre viejo, ajenas, propias, impropias, inapropiadas, apropiadas, con malicia boba o pensadas hasta el más mínimo detalle.

El colectivo se va y alguien encima está escuchando música y alguien se ríe del chiste de un amigo estando de copas y a alguien lo esperan en su casa y alguien vuelve solo caminando y llorando sabiendo que nadie lo espera... Mi hermana me trae del jardín de la mano, mi hermana ya no me habla, mi hermana me viste a la moda, mi hermana está en otro proyector para siempre o vive por siempre en mi memoria trayéndome de la mano y dejándome jugar entre sus amigas mientras se preparan para salir un sábado por la noche, un sábado como hoy (las jornadas y las presencias) que me ve escribiendo mientras miles aman o hacen que aman o parten rumbo al sueño que va a ser el último sueño al lado de alguien que aun lo abraza y el puñal bajo la almohada o duermen en el piso y no hay puñal porque le darán otra oportunidad a la oportunidad.

Como se vuela todo... mi película se proyecta (tengo miedo), alguien me abraza y me dice que "-Todo va a estar bien-". -por3libras-




0 comentarios: