"Versus"

Posted on 23:30 by Tres Libras | 2 comentarios

“...Para nosotros, con vana esperanza...”



Rendido ante la noche como siempre, confundido con sus pasadizos y obstáculos, hundido en mil “tal vez”, vivo hasta el hartazgo, sumergido en lo que parecía ser una nueva repetición, un nuevo ciclo dentro del circulo que recorría la misma pesadilla, trascurriendo en eso, mientras pensaba otra vez en estar perdido, algo diferente sucedió... En un principio fue una sensación, luego una leve alucinación y finalmente se transformo en una sombra al pie de su cama...
-¿Quien crees que soy?
Le preguntó en clara y potente voz (“Le era un sonido familiar, algo ya oído. No sabía ciertamente donde ni cuando...”).
-¿Es una respuesta que debo conocer?
Replicó él algo sorprendido.
La aparición, caviló unos segundos, luego levantó su mirada y aseguró:
-Algunos lo pueden contestar fácilmente, pero no todos, te creí digno de responderme con seguridad “Sí”... Soy las páginas viejas y roídas de un libro muchas veces leído pero pocas comprendido, actos fallidos, un poco de esto y de aquello. Hoy he venido a visitarte...
No sintió miedo, hubiera sido obvio sentirlo, pero en su estado de hastío cualquier cambio en el transitar de las agujas lo aliviaba. Entonces dijo:
-¿Tiempo? Creo que es lo que me sobra, lo que me atormenta en su amplitud y me marea en sus remolinos. Si tu tarea hoy es acortarlo, cambiarlo o facilitarlo, me vas a ser útil, de lo contrario, podes desaparecer y dejarme nuevamente solo...
Se notaba la tristeza en sus palabras, hacía largo trecho que había dejado las mascaras que la ocultaban al igual que todo lo que poseía, solo le quedaba su propio (gris) reflejo y ahora el extraño visitante nocturno.
-¡Pero puedo ser lo que quieras!
Contestó la sombra con sonrisa cómplice...
-Esto (Y su figura se transformo en la mujer que tanto quiso y perdió.) -...O esto (Eran los ojos de su padre lo que le dejó ver...)
También se convirtió en lugares y sensaciones, le mostró vida, vida perdida, lo conocía muy bien...
Al contrario de espantarse o gritar, sintió curiosidad por todo el dolor (“El dolor es algo...”) que le podía propinar el recordar tan tangiblemente sus marcas. En completa practica masoquista, quiso ser testigo de su inocencia, su esperanza y todo lo que había dejado atrás. Miró con ojos de niño su primer amor y con adultez paseos por la plaza con su madre. Trató de corregir errores sin poder, solo era espectador, no participe. Tuvo la oportunidad de dialogar con viejos amigos y preguntarles por qué lo habían dejado, acarició cada una de sus mascotas muertas y se durmió en los brazos de su reina una última vez.... El espectro, complacido por ser tan bien recibido, no se negó a ninguna de sus peticiones y entre dialogo y dialogo le fue aliviando el camino sumergiéndolo más en los sueños (Siempre creía tomar cariño a cada persona que visitaba, después terminaba por olvidarlos y seguir.)...
-No somos más que recuerdos, vos y yo, caras de un mismo espejo roto que aún quiere reflejar impotentemente alivio y belleza.
Le dijo él, antes de perder conciencia real de las cosas y las distancias...
-Solo nos queda seguir así...
Le respondió el oscuro fantasma dejando ver su hoz...
La noche fue día, de vuelta noche y en una eterna elipse, juntos se quedaron recordando...
Supongo que así es la muerte.




3libras



"Tic-Tac [Visitante Nocturno]" por 3libras

2 comentarios:

Marie Celeste dijo...

Y que queres que te diga...sos un genio.

3libras dijo...

:D!!! increíble alago viniendo de vos! TANX'